Sao Paulo. La inflación de Brasil se desaceleró en un mes hasta mediados de marzo según lo previsto, aunque los precios al consumidor medidos sobre una base anual subieron por sobre la meta inflacionaria del gobierno, según datos oficiales divulgados el martes.

El índice referencial de inflación de Brasil IPCA subió 0,55% en un mes hasta mediados de marzo, en una desaceleración desde el 0,94% en el mes hasta mediados de febrero, dijo el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se esperaba que el índice se ubicara en 0,54%, según la mediana de las estimaciones de 10 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones para el IPCA fluctuaron entre 0,49% y 0,62%.

El Banco Central, que usa el índice IPCA como guía al momento de fijar las tasas de interés, tiene una meta de inflación anual del 4,5% para el 2010 y el 2011, con una tolerancia de dos puntos porcentuales para arriba o para abajo.

En los 12 meses hasta mediados de marzo, el índice saltó 5,09%, comparado con un avance del 4,63% en el año hasta mediados de febrero y 4,83% en el año hasta fines de febrero.

Los costos de la educación, que normalmente se disparan a comienzos de año en la medida en que las escuelas ajustan los precios de las matrículas, se desaceleraron en el mes hasta mediados de marzo, ayudando a reducir el IPCA, afirmó el IBGE.

Los costos de educación subieron 0,55%, ante un alza del 4,55% en el mes hasta mediados de febrero.

Los precios del transporte se elevaron 0,41% hasta mitad de marzo, desacelerándose de un incremento del 1,28% hasta mediados de febrero, lo que también contribuyó a que la inflación fuera más baja.

El llamado IPCA-15 mide la variación de los precios al consumidor desde el 15 de un mes al 15 del siguiente.