La inflación en Brasil en mayo subió al 0,74%, el mayor nivel para el mes desde 2008 (0,79%) y superior al 0,71% de abril y al 0,46% de mayo del año pasado, informó el gobierno.

Según los datos publicados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la inflación en Brasil en los primeros cinco meses del año llega al 5,34 por ciento, la más alta para el período desde 2003 (6,8%).

En los últimos 12 meses hasta mayo la inflación es del 8,47%, la mayor para el mes en esta comparación desde diciembre de 2003, cuando se situó en el 9,3%.

La tasa de inflación hasta mayo ya supera la meta del gobierno para este año, del 4,5% aunque con un margen de error de dos puntos, lo que permite llegar al 6,5%, nivel que quedó superado en los últimos 12 meses y que el gobierno ya admitió que será sobrepasado este año.

Según el IBGE, el aumento de la energía (2,77%) fue el responsable de la subida de los precios en el mes de mayo, al ser uno de los aspectos más importantes en los gastos familiares y tener un gran peso en el cálculo de la inflación.

Otros sectores que subieron fueron los gastos con alimentación y bebidas (1,37%), destacando el aumento del precio de la cebolla (35,59%) y del tomate (21,38%).

El aumento de la inflación es una de las principales preocupaciones del gobierno brasileño, al coincidir con una desaceleración económica, que según el mercado financiero y el propio Ejecutivo, debe hacer que la economía del país se contraiga cerca del 1,3% este año.