Pekín. La inflación anual de China podría acelerarse a un 5,5% en abril y los precios podrían permanecer altos durante buena parte del año, lo que le daría razones al banco central para endurecer aún más su política monetaria, señaló este martes un diario oficial.

En referencia a una reciente caída en los precios de los vegetales, el diario China Securities Journal dijo en su editorial de portada que la inflación podría enfriarse en el segundo semestre tras el máximo de 32 meses registrado en marzo.

Pero afirmó que la desaceleración podría ser temporal y marcar una pausa antes del próximo brote inflacionario dado que los agricultores, afectados por la caída en los precios de los vegetales, podrían plantar menos cosechas.

"En este contexto, la política monetaria necesita ser efectiva y hay espacio para mayores alzas en los requerimientos de reservas y en las tasas de interés", agregó.

Varios economistas han previsto que la inflación general al consumidor de China se acelerará a más del 6% en el segundo trimestre desde el 5,4% de marzo.

El rebrote inflacionario es una espina clavada en el gobierno chino, dado que históricamente las alzas de precios han generado malestar social en la segunda mayor economía del mundo.

Xu Lianzhong, director de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, dijo el domingo que sería difícil mantener la inflación anual por debajo del techo de la meta gubernamental del 4 por ciento.

Yuan Gangming, investigador de la Academia China de Ciencias Sociales, dijo que China podía manejar una inflación del 5,5%-6%, según comentarios al diario Beijing Times.