El crecimiento de los precios al consumidor en China podría haberse acelerado en diciembre a causa de una disminución de los suministros de alimentos vinculada al mal tiempo, según los resultados de una encuesta realizada recientemente por la Agencia de Noticias Xinhua entre economistas e instituciones financieras. .

La previsión media del incremento del Índice de Precios al Consumidor (IPC), el principal indicador de la inflación, se sitúa en 2,3%.

Esta tasa estaría por encima del 2% registrado en noviembre y el 1,7% de octubre, que según el Buró Nacional de Estadísticas (BNE) fue la cifra más baja en 33 meses.

Según la encuesta, la nieve y las bajas temperaturas han afectado a la producción y transporte de las verduras, cuyos precios han subido por octava semana consecutiva desde noviembre.

Los precios de la carne de cerdo también han aumentado en comparación con el mes anterior debido a la creciente demanda registrada tras el descenso de las temperaturas.

Founder Securities estimó que los precios de los alimentos, que representan un tercio de los precios utilizados para calcular la inflación, podrían haber subido 2% entre noviembre y diciembre.

Los participantes en la encuesta coincidieron en que los precios al consumidor podrían haber entrado en un nuevo ciclo ascendente. Sin embargo, indicaron que es probable que la inflación baje temporalmente en enero debido a una mayor base de comparación.

Está previsto que el BNE publique los datos de inflación de diciembre el próximo 11 de enero