Las expectativas de inflación a largo plazo aún pueden estar por debajo de la meta de la Reserva Federal de Estados Unidos del 2%, aunque a corto plazo los precios avanzan hacia ese objetivo, dijo el lunes el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans.

"La inflación está bien encaminada hacia nuestro objetivo del 2%", afirmó Evans en una conferencia en Madrid. "Me gustaría ver que sucediese un poco antes de lo que muchos pronostican. Todavía me preocupa que las expectativas de inflación a largo plazo estén por debajo de nuestro objetivo del 2%".

Evans dijo que no esperaba que la inflación subyacente, que elimina elementos volátiles como los precios de la energía, alcanzase el objetivo del 2% hasta 2019.

El jefe de la Fed de Chicago aseguró que las incertidumbres eran todavía elevadas en el país y añadió que la tendencia del crecimiento económico seguirá siendo más baja de lo que muchos preferirían.