Tegucigalpa. El encarecimiento del precio de los combustibles en el mercado local puede elevar la tasa de inflación a más de dos dígitos.

La tasa de inflación acumulada en 2010 fue de 6,5% y durante 2011 fue de 5,6%, según el índice de precios al consumidor del Banco Central de Honduras (BCH).

La decana de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), Belinda Flores, indicó que el costo de los carburantes puede romper con este comportamiento de tener una tasa de inflación de un dígito.

“Se ha querido mantener una tasa de inflación interanual de más o menos 5,6%, que se manejó hasta febrero de 2012, pero si esto continúa así, cerraríamos el año con un 10% o un 11%”, indicó.

El ex presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Manuel Bautista, comentó a una estación radial que el combustible incide en los precios de varios sectores. 

“El gasto que una persona puede tener en gasolina, para el caso, debería compararse con el de otras erogaciones y ver el porcentaje de incidencia”, detalló.

El economista, que también es director del BCH, fue del parecer que se debe mantener vigilado el comportamiento del IPC ante las variaciones de los carburantes.