Madrid/París. La inflación tendió a estabilizarse durante junio en España, Francia y el Reino Unido, que este martes dieron a conocer los datos de sus respectivos índices de precios al consumidor (IPC).

En España, los precios registraron una expansión interanual de 1,5%, en línea con los pronósticos y descendiendo desde 1,8 % registrado en mayo, dijo el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, la tasa intermensual creció 0,2% en junio frente a una subida del 0,2% en mayo.

En cuanto a la tasa interanual del IPC subyacente, que elimina los componentes más volátiles de los precios, subió en junio dos décimas mensuales, a una tasa interanual del 0,4%. En términos mensuales, avanzó 0,2%.

Francia, sin cambios mensuales. Los precios de consumo en Francia se mantuvieron invariados en junio frente al mes anterior y subieron 1,5% interanual.

El alza se explica debido a que los precios de la energía se relajaron ligeramente respecto a mayo y los precios en otros sectores variaron poco, según la agencia de estadísticas francesa, Insee.

En mayo, los precios subieron 0,1% mensual y 1,6% interanual.

Reino Unido se ajusta. En tanto, la inflación del Reino Unido se ralentizó algo menos de lo esperado en junio, pero sigue en camino de regresar gradualmente al objetivo del Banco de Inglaterra a finales de año.

Los datos de la Oficina Nacional de Estadística mostraron que la inflación anual bajó a 3,2% en junio frente a 3,4% en mayo, algo por encima de las expectativas de los economistas, que esperaban 3,1%. El Banco de Inglaterra ha fijado el objetivo de inflación en el 2%.

En términos mensuales, los precios subieron 0,1% en junio, frente al alza del 0,2% de mayo. Los analistas consultados la semana pasada por Dow Jones Newswires no preveían cambios.

El dato de inflación de junio lleva la tasa media anual en el segundo trimestre al 3,5%, más que la previsión del informe de inflación de mayo del Banco de Inglaterra, que era del 3,3%.