Bruselas. La inflación de la zona euro se desaceleró en junio a nivel interanual como se esperaba, en una señal de que las presiones de precios fueron pequeñas, según datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea divulgados este miércoles.

Eurostat dijo que los precios al consumidor en los 16 países que usan el euro permanecieron sin variación mensual en junio y subieron 1,4% anual, en línea con su estimación original.

La tasa anual de inflación fue impulsada principalmente por un alza de los combustibles, la calefacción y los cigarrillos.

En la comparación mensual, sin embargo, el combustible y la calefacción, así como la ropa y los vegetales, fueron los ítemes que tuvieron el impacto mayor a la baja sobre el indicador.

En términos anuales, los precios de la energía subieron 6,2% en junio, pero cayeron 0,4% frente a mayo.

Sin los volátiles costos de la energía y los alimentos no procesados, o lo que el Banco Central Europeo llama inflación subyacente, los precios subieron 0,1% mensual y 0,9% anual.