Londres. La inflación de la zona euro se aceleró en julio, tal como estaba previsto, debido a los mayores precios energéticos, aunque siguió por debajo del objetivo del Banco Central Europeo, según datos oficiales publicados lunes.

La tasa de inflación de la zona euro creció a 1,7% interanual en julio desde 1,4% de junio, según anunció la agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat. En términos mensuales, los precios cayeron 0,3% en julio, tras subir 0,1% en junio.

Las cifras definitivas confirmaron la estimación provisional de inflación interanual y también estuvieron en línea con las previsiones de un sondeo entre economistas realizado por Dow Jones la pasada semana.

El desglose de los datos mostró que los precios energéticos crecieron 8,1% interanual en julio, frente a 6,2% del mes anterior.

El BCE define la estabilidad de precios como una inflación cercana pero inferior a 2%. El banco central ha mantenido su tipo de interés de referencia en mínimos récord de 1% desde mayo del pasado año.