Bruselas. La inflación de la eurozona cayó inesperadamente en abril, cuando los precios de los servicios se incrementaron a un ritmo menor, según datos publicados este jueves que plantean dudas sobre el plan del Banco Central Europeo para una retirada gradual de los estímulos económicos.

La oficina de estadística de la Unión Europea, Eurostat, estimó que la inflación en los 19 países que comparten el euro se situó en un 1,2% interanual en abril.

Los economistas encuestados por Reuters no esperaban cambios frente al dato del 1,3% en marzo.

Incluso aunque la inflación siga bastante por debajo del objetivo del BCE de cerca del 2%, los responsables del organismo mantienen abierto un debate sobre si poner fin a su programa de compra de activos por 2,55 billones de euros (US$3,05 billones).

Los precios de alimentos, alcohol y tabaco, de energía y bienes no energéticos subieron a un ritmo interanual más rápido que en marzo. Sin embargo, los precios de los servicios sólo subieron un 1%.

La decisión sobre movimientos futuros probablemente se comunique en junio o julio, siendo septiembre una opción con poca probabilidad.

Los precios de alimentos, alcohol y tabaco, de energía y bienes no energéticos también subieron a un ritmo interanual más rápido que en marzo.

Sin embargo, los precios de los servicios sólo subieron un 1%, frente al aumento del 1,5% de marzo.

La inflación subyacente, que el BCE también considera una guía, estuvo también por debajo de las expectativas.

La medida que excluye los volátiles precios de la energía y de los alimentos no procesados fue del 1,1% interanual en abril frente al 1,3% en marzo y el 1,2% que se esperaba.

La lectura de inflación subyacente a la que muchos economistas del mercado miran, y que también excluye los precios de alcohol y tabaco, cayó también al 0,7% desde el 1% en marzo. Los economistas habían previsto que fuera del 0,9%.

La estimación avanzada por Eurostat para el mes no incluye el cálculo mensual.

El miércoles, Eurostat informó de que los precios a puerta de fábrica en la zona euro crecieron un 0,1% en marzo frente al dato de febrero y un 2,1% interanual. Frente a hace un año, los precios que más subieron fueron los energéticos.