La inflación interanual de México se ubicó en un 3,04% hasta la primera quincena de febrero, estable contra el 3,05% del periodo previo y cerca del objetivo oficial, aliviada por la caída en los precios de varios alimentos.

Inclusive, la lectura quincenal fue menor que el 3,09% previsto por analistas en un sondeo de Reuters.

El autónomo banco central tiene un objetivo de inflación del 3%, con un rango de tolerancia de un punto porcentual por arriba y abajo de la cifra.

Solo en la primera mitad del mes, el índice de precios al consumidor de México subió un 0,11%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0,28% en la primera quincena de febrero.

La semana pasada, el jefe del banco central, Agustín Carstens, reafirmó que la inflación cerrará este año debajo del objetivo oficial.