México D.F. México habría tenido una inflación del 0,15% en la primera quincena de junio, tras dos meses consecutivos de baja en el índice de precios, debido principalmente al fin de la aplicación de subsidios a las tarifas eléctricas.

Una encuesta de Reuters entre 20 especialistas arrojó la misma cifra tanto para el promedio como para la mediana y mostró un rango de pronósticos para el índice de precios de entre un 0,04% y un 0,25%.

En el mismo lapso del 2009, el índice de precios al consumidor subió un 0,13%, mientras que en la primera quincena de mayo de este año el índice de precios registró un declive del 0,54%.

"El efecto favorable de la baja en las tarifas eléctricas terminó en mayo", señaló Banorte en un reporte de análisis.

Para la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, los analistas pronosticaron una tasa de un 0,17%, tanto en promedio como mediana.

"Ante la falta de subsidios, en automático hay presión en vivienda y por la parte de gasolina que además afecta al transporte", explicó, por su parte, Jaime Ascencio, analista de Actinver.

Hasta mayo, la inflación en México a tasa anual se desaceleró a un 3,92%, su mínimo del año. Pese al repunte de la inflación general, analistas consideran que efectos estacionales mantendrían a la baja los precios de algunas frutas y verduras, como el tomate y la cebolla.

"Un supuesto clave en nuestro pronóstico es que todavía esperamos una baja en los precios agrícolas (...) será hasta la segunda mitad de junio cuando la tendencia al alza en la inflación general comenzará a materializarse", estimó el grupo financiero Banamex.

El Banco de México espera que la inflación cierre el año entre un 4,75% y un 5,25%. En el 2009, la inflación anual fue del 3,57%.

El banco central dará a conocer la variación del índice de precios al consumidor de la primera mitad de junio el jueves a las 09.00 horas local (1400 GMT).