México DF. La inflación en México se aceleró un 0,49% en enero, en línea con lo esperado por analistas, debido al desvanecimiento del impacto de un cambio tributario del 2010, un menor ritmo en el aumento de tarifas de servicios y bajas en los precios de algunas hortalizas.

El Banco Central de México dijo este miércoles que la inflación anual se ubicó en 3,78% hasta enero, mientras que en diciembre fue del 4,40%, lo que refuerza las expectativas de una estabilidad en la tasa referencial de interés por largo rato.

El Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de enero fue marginalmente inferior al de diciembre, cuando se ubicó en un 0,50%.

Analistas esperaban un alza del 0,49% en el índice general de precios al consumidor, según la mediana de un sondeo de Reuters entre 17 especialistas.

En tanto, la inflación subyacente -vista como un mejor parámetro de trayectoria- fue del 0,46% en enero, contra el 0,47% de diciembre, dijo el Banco.

"Ello situó su tasa de crecimiento anual en 3.27 por ciento, lo que contrasta con la cifra del mes anterior que fue 3,58%", dijo el emisor en un comunicado.

Los subíndices de precios de las mercancías y de los servicios mostraron variaciones anuales de 3,60% y 3,00%, frente a un 3,82% y un 3,36% en diciembre.

La disminución de estas tasas se debió al "desvanecimiento" de los efectos de las modificaciones fiscales que entraron en vigor en el 2010, pese a los aumentos en los precios en los grupos de alimentos, bebidas y tabaco por ajustes en los cigarrillos y las tortillas de maíz.

El Banco de México espera que la tasa inflacionaria converja a su meta del 3%, más/menos un punto porcentual, a partir del tercer trimestre del 2011, y ha dicho que prevé que el indicador siga un ritmo descendente en el 2011 y 2012.

En enero, la institución dejó nuevamente la tasa de interés clave en un 4,50%, citando expectativas de que la inflación muestre una clara tendencia a la baja este año.

La economía de México, la segunda mayor de América Latina, creció un 5,3% en el 2010 tras desplomarse un 6,1% en el 2009. Para este año la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) rondaría un 4%.