México DF. Los precios al consumidor de México subieron un 0,39% en la primera quincena de julio, más de lo esperado por el mercado, impulsados por una escalada en productos alimentarios como pollos y huevos, dijo el martes el instituto nacional de estadísticas, INEGI.

Analistas en un sondeo de Reuters estimaban que la inflación del período sería del 0,29%.

La última semana de junio, un brote de gripe aviar afectó granjas de pollos en el occidente de México, lo que causó un incremento en los precios en todo el país.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.20 por ciento en la primera quincena de julio, también arriba del 0,15% previsto en la encuesta.

La inflación anual se aceleró a un 4,45% hasta el 15 de julio, desde un 4,34% reportado al cierre de junio.

El Banco de México tiene una meta permanente de inflación del 3% +/- un punto porcentual y espera que el índice oscile este año entre el 3% y el 4%.