La inflación interanual de México se aceleró hasta la primera quincena de diciembre a un 3,48%, sobre lo esperado y su nivel más alto en dos años, debido a incrementos en los precios de servicios, mercancías, energéticos y tarifas de electricidad, dijo el jueves el instituto de estadísticas INEGI.

La cifra resultó mayor al 3,42% que esperaban analistas consultados en un sondeo de Reuters, y al 3,32% de la quincena anterior. También es el dato quincenal de inflación más alto desde el 3.97 por ciento de la segunda quincena de diciembre de 2014.

El Banco de México (central) tiene una meta de inflación de un 3%, con un rango de más o menos 1 punto porcentual.

La entidad subió la semana pasada su tasa de interés clave en 50 puntos base al 5,75% para contrarrestar presiones inflacionarias derivadas de la depreciación del peso y en línea con los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El INEGI dijo que en los primeros 15 días de diciembre, la inflación general subió un 0,42%, mientras que la subyacente aumentó un 0,47%, por encima de las previsiones de analistas del 0,37% y 0,31%, respectivamente.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, se ubicó en un 3,46% a tasa interanual hasta la primera mitad de diciembre.

Los precios de los servicios crecieron en el periodo un 0,56% en tanto que los de las mercancías subieron un 0,36%. Los productos agropecuarios aumentaron un 0,46% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno repuntaron un 0,13%, dijo INEGI.