El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la inflación durante julio pasado se ubicó en 6,44%, su mayor nivel desde 2008.

Después, los especialistas ajustaron sus previsiones del indicador y señalaron que tendrá su punto máximo en agosto.

Analistas de Citibanamex, prevén que el pico anual de la inflación se materializará durante el octavo mes del año. Reiteraron su pronóstico de seis por ciento para fin de año.

En tanto, para Guillermo Aboumrad,  director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, esta aceleración se puede atribuir a un efecto transitorio en frutas y verduras, por lo que en los próximos meses comenzará a descender.

No obstante, otros grupos financieros ajustaron al alza sus previsiones de inflación para el cierre de 2017.

Los economistas de Banorte Ixe, elevaron su proyección de inflación a 6,2%, desde 5,7%. Los de Banco BX+ a 6% desde 5,9%.

Respecto a si la inflación de julio incidirá en la decisión que anunciará el Banco de México en cuanto a las tasas de interés, economistas de BX+ dijeron que:

Derivado de un tono menos restrictivo por parte de Banxico y la expectativa de que la inflación comience a converger hacia su objetivo, esperamos que éste no anuncie cambios en la tasa (7%) el jueves”.

Al respecto, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, consideró que los precios bajarán en línea con lo que ha previsto el Banco de México y adjudicó a una evolución extraordinaria del precio del jitomate el repunte inflacionario.

Sube y baja. Al alza, los precios de genéricos que más destacaron en el mes fueron el jitomate, con 21.80%, los servicios turísticos en paquete, 9.71% y el precio de la papa, con 15.98%.

No obstante la variación de enero a julio muestra que el aguacate ha sido el producto con mayot variación.