Montevideo. La inflación minorista en Uruguay avanzó un 6,55% en 2017, ubicándose dentro del rango meta oficial de entre 3 y 7%, tras registrar en diciembre deflación, dijo este jueves el Gobierno.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, los precios retrocedieron en el último mes del año un 0,31%, ante beneficios administrados en la estatal tarifa eléctrica.

La inflación anual se ubicó así por debajo del techo de 7% fijado por el banco central.

Las autoridades habían previsto que la inflación cerrara el año pasado en un 6,5%, en tanto el mercado había proyectado un incremento de los precios de un 6,3%, según una encuesta entre analistas publicada por el Banco Central del Uruguay en diciembre.

Para diciembre los analistas habían estimado una baja de los precios de un 0,5%.