La inflación de Uruguay continuó acelerándose en abril, acumulando cuatro alzas consecutivas. Aun así, los precios al consumidor moderaron su crecimiento en términos mensuales.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) creció 0,18% durante el último mes, acumulando un incremento de 7,35% en los últimos 12 meses, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Este registro es el mayor desde marzo del año pasado.

El principal rubro que incidió en la suba de abril fue el vinculado a vestimenta y calzado, explicando 0,13 puntos de crecimiento en el nivel de precios, seguido por la vivienda, con una incidencia de 0,5 puntos del total.

Por su parte, los alimentos bajaron de precio, con un retroceso de 0,14%, explicado por una caída generalizada en el precio de las carnes y de las verduras, compensada parcialmente por un incremento en el precio de lácteos y huevos.

El fin de las liquidaciones por cambio de temporada hizo subir el precio de la vestimenta y calzado 3,1%. Por su parte, los gastos asociados a la vivienda crecieron 0,3%, explicados por una suba de 1,1% en el precio del alquiler.

Por su parte, muebles, enseres y cuidados de la casa subieron de precio en conjunto 0,14% durante el último mes, al tiempo que cuidados médicos y conservación de la salud se encareció 0,23%.

Otros rubros como transporte y comunicaciones, esparcimiento, equipos recreativos y culturales, y la enseñanza, redujeron su precio en el mismo período.