La inflación dio un respiro en enero con una importante moderación en su registro interanual. El alza de precios medido en 12 meses pasó de 8,6% a 8,05% durante el primer mes del año. Aun así, la inflación todavía se encuentra muy por encima del rango meta trazado por las autoridades, de entre 4% y 6%.

Según los datos difundidos el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la canasta de consumo de los uruguayos se encareció 0,74% en enero, impulsada principalmente por el aumento de los costos asociados con la vivienda.

La suba se debió al ajuste en los contratos de alquiler (1,44%) y el aumento en el valor de la energía eléctrica debido a la suba de tarifas de UTE a partir del 1º de enero (6,19%) y el aumento del gas tanto por red (2,97%) como supergás (2,29%).

Los alimentos tuvieron en enero una escasa incidencia en la inflación, con una suba de 0,46%. La carne aumentó 0,77%, la verdura 1,49% y la fruta 1,29%. Si bien el rubro transporte incorporó una parte del ajuste de la tarifa de los combustibles del 13 de diciembre, se vio compensado con creces por la baja en la patente de rodados (debido a la puesta en funcionamiento del Sistema Único de Cobros de Ingresos Vehículares, a nivel de las municipal) y la baja de 6,8% en los pasajes de avión.