Montevideo. Los precios minoristas de Uruguay subieron en agosto un 0,93%, más de lo esperado por el mercado, presionados por los alimentos y los servicios de salud, dijo el martes el gobierno.

Los analistas preveían en promedio una inflación de un 0,62% en agosto, según un sondeo publicado por el Banco Central semanas atrás.

En los 12 meses a agosto la inflación acumulada se aceleró a un 7,88%, mientras que en lo que va del año alcanza un 5,39%.

El Gobierno fijó un rango meta entre un 4% y 6% para todo el 2012. El Ministerio de Economía, en tanto, estimó que la inflación promedio al cierre de 2012 será de un 7,6%, de acuerdo con el presupuesto anual proyectado.

Uruguay registró el año pasado una inflación de un 8,6%, muy por encima del máximo de 6% previsto por las autoridades.

La creciente inflación en el país es un tema de preocupación para el gobierno, donde el Banco Central mantiene una tasa de interés de referencia de un 8,75% anual desde diciembre del 2011.

El dato de agosto respondió principalmente a un alza de un 1,73% en los precios de los alimentos como pan, cereales, carnes, frutas y hortalizas.

También incidió una subida de un 4,02% en el rubro salud, donde pesó el alza de la cuota mutual privada, retroactiva a julio, y un incremento en el precio de los medicamentos.

Un alza mayor de los precios minoristas fue amortiguada por la baja registrada en las tarifas eléctricas, producto de un plan de ahorro del Gobierno para fomentar un consumo responsables ante la falta de recursos hídricos.