El BCE quiere que la inflación se mantenga cercana pero por debajo del 2%. La oficina de estadísticas no suministró razones ni una cifra mensual o el desglose interanual, pero los economistas atribuyen el alza a los costos más altos de la energía y los alimentos.

Bruselas. La inflación en la zona euro se aceleró más de lo esperado en enero, avanzando muy por encima de la meta del Banco Central Europeo, en lo que probablemente encienda especulaciones en el mercado de que el BCE podría tener que subir las tasas de interés antes de lo planeado.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea Eurostat estimó este lunes que los precios al consumidor en los 17 países que usan el euro subieron un 2,4% a tasa anual en enero tras un avance del 2,2% en diciembre. Economistas consultados por Reuters esperaban un alza del 2,3%.

El BCE quiere que la inflación se mantenga cercana pero por debajo del 2%. La oficina de estadísticas no suministró razones ni una cifra mensual o el desglose interanual, pero los economistas atribuyen el alza de la inflación principalmente a los costos más altos de la energía y los alimentos.

El BCE ha dicho que espera que los precios suban con mayor intensidad que sus objetivos en los próximos meses, alcanzando un 2,4% en marzo para luego desacelerarse.

El miembro del consejo de Gobierno del BCE Ewald Nowotny dijo el martes pasado que no esperaba una decisión para subir las tasas de interés en el primer semestre del año.

Muchos economistas esperan que el BCE sólo suba las tasas de interés desde el mínimo récord del 1% a fines del 2011 y algunos incluso ven una subida apenas a principios del 2012.