Bruselas. La inflación armonizada en la zona euro se desaceleró en julio para registrar una tasa anual del 2,5% tras un alza acumulada de los precios del 2,7% en 12 meses a junio, dijo este miércoles la oficina de estadísticas Eurostat.

En términos mensuales, los precios registraron una caída del 0,6%. Las cifras coincidieron con las previsiones de un sondeo de Reuters.

Sin embargo, la inflación subyacente, es decir, la que excluye los alimentos sin procesar y los costos de la energía, se ubicó en un 0,8% mensual y un 1,5% anual, por debajo del 1,8% a junio.

El alza de los precios del combustible y la electricidad mantuvieron la inflación en 12 meses por sobre la meta del Banco Central Europeo. El BCE ha elevado dos veces la tasa de interés este año en su intento por mantener bajo control el índice de precios al consumidor levemente por debajo del 2%.