Lima. La inflación en Perú durante el 2011, de alrededor de 4,8% medida por el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de Lima Metropolitana, es una de las cinco más bajas de la región y está muy por debajo del promedio de América Latina (6,9%), afirmó este jueves la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Ello a pesar de que es mayor que el límite superior del rango meta establecido por el Banco Central de Reserva (BCR), de entre uno y tres por ciento, como consecuencia de las alzas en los precios de los commodities, que se transmitieron rápidamente a los precios finales, indicó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL.

Destacó que esta posición es señal de una mayor fortaleza ganada por el nuevo sol, lo que refleja la solidez de los fundamentos macroeconómicos del país.

De otro lado, señaló que las exportaciones y las importaciones de bienes en Perú retornaron a los niveles registrados en el 2008 y durante el 2011 mostraron alzas cercanas a 30 por ciento en ambos rubros, respecto al año anterior, llegando a obtener un saldo positivo de más de US$9.000 millones en la balanza comercial.

Sin embargo, el 78% de los bienes exportados corresponden a productos primarios.

Explicó que las buenas perspectivas del mercado local incentivaron la adquisición de maquinaria y equipos para aumentar la capacidad productiva de algunas industrias y el desarrollo de proyectos mineros.

Por ello en el 2011 se apreció un significativo aumento de las importaciones de bienes de capital, registrándose tasas de crecimiento mensuales por encima de 30%.

Precisó que el aumento de la infraestructura para la distribución al por menor (centros comerciales, tiendas por departamento), sobre todo en las regiones, dinamizó el gasto en bienes de consumo duradero importados como electrodomésticos, automóviles, equipos tecnológicos, prendas de vestir y calzado, juguetes, entre otros.