Lima. Los precios al consumidor en Perú subieron un marginal 0,04% en mayo, menos de lo anticipado por el mercado, en medio de un retroceso en los costos de los alimentos tras meses de alzas, así como bajas en la electricidad y los combustibles, informó este viernes el Gobierno.

Los analistas esperan que el Banco Central mantenga estable su tipo clave de interés durante este año, porque si bien la tasa anualizada de inflación supera el rango meta del organismo, está latente el riesgo de una profundización de la crisis en la zona euro.

El avance registrado en mayo fue inferior al alza del 0,12% que habían previsto analistas en un sondeo de Reuters para el índice de precios al consumidor (IPC) en Lima Metropolitana, el referencial de la inflación en Perú.

La inflación de mayo también fue menor al repunte del 0,53% registrado el mes previo, así como la lectura más baja desde el retroceso del 0,10% que anotó el IPC en Lima Metropolitana en enero.

Con este resultado, la inflación acumulada entre enero y mayo fue de un 1,57%, precisó el Instituto Nacional de Estadísticas de Informática (INEI).

Asimismo, la inflación en los 12 últimos meses hasta mayo fue de un 4,14%, permaneciendo por encima del rango meta del Banco Central de entre un 1% y un 3%.

"No esperamos un cambio en la postura del Banco Central de que puede esperar hasta que la inflación converja al rango (para ajustar la tasa)", dijo Pedro Tuesta, analista de 4CAST en Washington.

"Aunque (al organismo) se le dificultará convencer al mercado de que la inflación está controlada, porque la inflación anualizada seguirá muy por encima de la inflación objetiva", agregó.

El Banco Central -que en los últimos 12 meses ha dejado su tasa referencial estable en un 4,25%- espera que la inflación converja a su rango meta a fines de año.

El Banco Central está atento a la situación en Europa para tomar cualquier decisión sobre su política monetaria.

En la víspera, su presidente, Julio Velarde, dijo a Reuters que la autoridad monetaria tiene un buen margen para bajar la tasa clave de interés y los requerimientos bancarios, como se hizo tras la caída del banco Lehman Brothers en el 2008, si empeora el panorama global.

La autoridad monetaria modificó el mes pasado las tasas de encaje bancario, aunque en esa ocasión las elevó en un intento por aminorar el dinamismo del crédito.


El reporte de inflación mostró que el alza del 0,46% del rubro "muebles y enseres" fue contrarrestada por una caída del 0,04 por ciento en los precios de los alimentos -los de mayor peso en el índice-, que habían repuntado en los últimos meses en medio de las lluvias que afectaron al país.

"La desaceleración de la inflación de abril a mayo fue ocasionada principalmente por la variación negativa del 0,04% en alimentos y bebidas (...) aunque estos precios mantienen una alta tasa anualizada del 6 por ciento", dijo Alberto Ramos, de Goldman Sachs.

Los costos de la electricidad y combustibles también retrocedieron en mayo un 0,27%, así como los del transporte, que bajaron un 0,05%, detalló el gobierno.

Por otro lado, el INEI detalló que la inflación a nivel nacional fue del 0,03% en mayo, pero los economistas y el Banco Central toman como referencia el índice de Lima Metropolitana.