Buenos Aires. La inflación en Argentina aumentó en julio un 3,1% respecto al mes anterior, y acumula un 19,6% en lo que va de 2018, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) de Argentina.

A través de su informe mensual, la entidad estatal mostró que en términos generales el alza de precios en los bienes y servicios básicos de consumo fue de 31,2% interanual, con acento en los rubros de transporte, vivienda, servicios y alimentos.

La información del INDEC también mostró una desaceleración de la inflación en comparación con el mes de junio, cuando los precios alcanzaron un aumento de 3,7%, el más alto del año.

El gobierno argentino esperaba una desaceleración a partir de julio, producto de la calma registrada en el mercado de cambios y el impacto de la "pax cambiaria" en el traslado a los precios.

En los primeros siete meses del 2018, el sector más afectado por la inflación fue el Transporte con un acumulado de 28,4%, seguido de educación con 22,3% y el de alimentos con 22%.

En términos interanuales, el aumento se concentró principalmente en el renglón de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con incrementos del 47%.

Según estimaciones oficiales, la inflación en Argentina podría finalizar el año en cerca del 30%.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha dicho que este aumento de cinco puntos respecto al índice inflacionario del 2017 responde a una "tormenta" que enfrenta Argentina en materia económica, pero auguró el pronto restablecimiento de la actividad económica del país.