La inflación en Brasil fue en 2014 de un 6,41% y superó así la tasa de 5,91% registrada el año anterior, informaron hoy fuentes oficiales.

Según el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estatística (IBGE), la inflación en 2014 se mantuvo dentro de la meta fijada por el gobierno, que era del 4,5%, aunque con una tolerancia de dos puntos porcentuales, lo que supone un techo del 6,5%.

En diciembre pasado, los precios aumentaron un 0,78 % y mostraron una ligera aceleración respecto al mes anterior, cuando se habían incrementado un 0,51%.

Para 2015, el primer año del segundo mandato que la presidenta Dilma Rousseff inició el pasado 1 de enero, las autoridades han mantenido la meta de inflación en un 4,5%, con la misma tolerancia de dos puntos porcentuales.