La inflación en Brasil en septiembre llegó a 0,57%, superior al 0,25% de agosto y situándose en los últimos 12 meses en su mayor nivel desde 2011, informó este miercoles el gobierno.

Según los datos presentados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), utilizado en Brasil para medir la inflación, alcanzó en los últimos 12 meses hasta septiembre el 6,75%, superior al límite establecido por el Banco Central, del 6,5% y su mayor nivel desde el 6,97% de octubre de 2011.

En el acumulado de enero a septiembre, el aumento de los precios en Brasil fue del 4,61%.

El gobierno pretende cerrar 2014 con una inflación del 4,5% aunque con un margen de error de dos puntos (lo que permite llegar al 6,5 por ciento), mientras que el mercado financiero calcula que se situará en el 6,32%.

El sector que más influyó en la subida de la inflación en septiembre fue el de alimentos, que subió 0,78% tras tres meses seguidos a la baja, seguidos de los transportes (0,63%).

En contra, bajaron los precios en el sector de vivienda (de 0,94 a 0,77%), artículos de la vivienda (de 0,47 a 0,34%) y salud y cuidados personales (de 0,41 a 0,33%).

En 2013, Brasil cerró con una inflación del 5,91%, superior a la meta del gobierno pero dentro del límite.

Para intentar frenar el avance del índice, el Banco Central viene aumentando progresivamente los tipos de interés, que actualmente están en el 11,0 por ciento.