Santiago. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Chile subió un 0,5% en enero, informó este jueves el Gobierno, una cifra por encima de lo esperado que enfriaría expectativas de un mayor estímulo monetario a la economía.

El IPC del primer mes se compara con el alza del 0,1% en diciembre y es igual al aumento del 0,5% de enero del año pasado, según datos del gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

"En el primer mes del año, diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC consignaron incidencias positivas y dos presentaron incidencias negativas", dijo la entidad en un informe.

Las mayores incidencias las tuvieron los rubros de alimentos y bebidas, así como en vivienda y servicios básicos.

El indicador, que se ubicó por sobre el 0,3% previsto en un sondeo de Reuters, alcanzó los 117 puntos, mientras que el subyacente registró un alza del 0,3% en enero.

Pese al avance, la variación en los últimos 12 meses a enero alcanzó un 2,2%, todavía en la parte baja del rango de tolerancia que maneja el Banco Central de entre 2,0% y 4,0% en su horizonte de proyección.

Luego de un ciclo de debilidad, la economía local ha empezado a mostrar signos de recuperación de la mano de un repunte en los precios del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

En su última reunión, el ente rector dejó estable la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 2,5%, como esperaba el mercado, y admitió que se han atenuado las amenazas de una convergencia más lenta de la inflación a la meta, aunque sigue atento a su evolución.

En 2017, la inflación en Chile anotó su menor registro en cinco años, en medio de una debilitada demanda interna y la fuerte apreciación de la moneda local en los últimos meses.