El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Chile habría subido un 0,2% en enero, empujado principalmente por alzas en derivados del petróleo que habrían sido mitigadas en parte por menores valores de los alimentos, mostró este lunes un sondeo de Reuters.

La cifra corresponde a la mediana de las respuestas de 10 analistas y economistas, cuyas proyecciones para el indicador fluctuaron entre aumentos de un 0,2% y un 0,4%. El promedio fue de un aumento del 0,3%.

"Debería haber efectos alcistas de productos o sectores muy relacionados con combustibles, que serán parcialmente compensados por efectos bajistas en alimentos", dijo Benjamín Sierra, economista de Scotiabank.

La estimación se compara con una sorpresiva caída del 0,2% de los precios en diciembre y un alza del 0,5% en el primer mes del año pasado.

Con la proyección para enero, el IPC en 12 meses llegaría al 2,4%, en la parte baja del rango de tolerancia del Banco Central de entre 2% y 4%.

En medio de la contenida inflación y la persistente debilidad de la economía, el Banco Central redujo en enero su tasa de interés referencial en un cuarto de punto porcentual, al 3,25%, y dejó abierta la puerta a un mayor impulso monetario.

El gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dará a conocer su lectura de inflación de enero el miércoles a las 08.00 hora local (1100 GMT).