La inflación en Chile habría alcanzado un 0,3% en junio, impulsada mayormente por alzas en alimentos y combustibles, pese al persistente bajo dinamismo de la economía doméstica, mostró el miércoles un sondeo de Reuters.

La estimación corresponde a la mediana de las respuestas de 14 analistas y economistas consultados, cuyas proyecciones para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fluctuaron entre aumentos del 0,2% y 0,4%.

El promedio también indicó un incremento del 0,3%.

"El grueso del alza (del IPC) debería recaer en precios con alta volatilidad, como alimentos y combustibles", dijo el economista Benjamín Sierra del banco Scotiabank.

Con la estimación, la inflación en 12 meses a mayo llegaría a 4,1%, aún por encima del rango de tolerancia del Banco Central de entre un 2% y 4%.

El jefe de la entidad, Rodrigo Vergara, dijo el martes en una entrevista con Reuters que esta situación mantiene preocupado y "vigilante" al organismo rector.

Junto con destacar que la inflación anualizada lleva dos años por encima del rango de tolerancia, Vergara puso paños fríos a las expectativas del mercado de que una reciente apreciación de la moneda local pueda ayudar a contener los precios al consumidor.

"Tenemos una inflación no transable que se ha mantenido bastante elevada a pesar de una economía que ha estado relativamente débil, que ha crecido menos que su potencial, entonces evidentemente eso sigue siendo un elemento que pesa en la inflación", dijo.

Con todo, el Banco Central ha dejado estable su Tasa de Política Monetaria en lo que va del año y las perspectivas apuntan a que continuaría en su nivel actual hasta el 2017 para apoyar la debilidad actividad económica.

El gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dará a conocer su lectura de inflación para junio el viernes a las 08.00 hora local (1200 GMT).