La inflación en Chile habría alcanzado un 0,3% en abril, empujada por alzas en los precios de los combustibles y mitigada por efectos cambiarios, en medio de un bajo dinamismo de la demanda interna, mostró el martes un sondeo de Reuters.

La estimación corresponde a la mediana de las respuestas de 19 analistas y economistas consultados, cuyas proyecciones para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fluctuaron entre alzas del 0,2% y 0,4%.

El promedio de las estimaciones también fue de 0,3%.

"Espero un 0,3%, pero con un riesgo más bien sesgado a la baja, producto del impacto de algunos efectos cambiarios. La (inflación) subyacente sería similar (0,3%) pero con un sesgo alcista por las bencinas", dijo el economista Benjamín Sierra, economista de Scotiabank.

La inflación llegó a un 0,4% en marzo, mientras que en 12 meses alcanzó a un 4,5%, su menor nivel de los últimos tres meses, aunque todavía por encima del rango de tolerancia que maneja el Banco Central de entre 2% y el 4%.

Para enfrenar el avance del IPC, el Banco Central inició en la última parte del año pasado un ciclo de alzas graduales de la Tasa de Política Monetaria (TPM).

Aunque la convergencia de la inflación a la meta (3%) sigue requiriendo de un retiro parcial del estímulo monetario, su ritmo ahora sería más pausado, ha asegurado el organismo.

El gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dará a conocer su lectura de inflación para abril el viernes a las 08.00 hora local (1100 GMT).