Santiago. Los precios al consumidor en Chile habrían subido un 0,3% en enero, empujados por un alza de los combustibles y un incremento en las tarifas del transporte urbano, según un sondeo realizado por Reuters.

La estimación corresponde a la mediana de las respuestas de 13 analistas, economistas y operadores de mesa de dinero y se ubica bajo el 0,5% registrado en el mismo mes del 2010, cuando el país buscaba dejar atrás los efectos de la crisis financiera global.

Sin embargo, el pronóstico estaría por encima del 0,1% registrado en diciembre y que llevó a la inflación a cerrar en 3% el 2010, levemente superior a la meta del 2,8% que había calculado el Banco Central.

Un incremento en los precios de los combustibles, que Chile importa en su mayoría, además de un alza en los cigarrillos y en las tarifas del transporte urbano, habrían empujado al Indice de Precios al Consumidor (IPC) durante el primer mes del año.

"Cabe destacar que las expectativas de crecimiento económico para el país previstas para este año también podrían contribuir a aumentar las presiones inflacionarias", dijo Joaquín Aguirre, jefe de estudios de Munita, Cruzat y Claro, quien ve una inflación cercana al 4% a diciembre.

El IPC de este año, que el Banco Central ha estimado en 3,3%, estaría determinado también por el avance de los precios de los alimentos a nivel internacional.

De hecho, Matías Madrid, economista del Banco Penta, también proyectó una inflación del 3,8% para 2011, mayor al objetivo estimado por el ente emisor.

El índice será difundido el martes por el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE) a las 08.00 hora local