Santiago.  La inflación en Chile fue del 0,2% en marzo, en una variación menor a la esperada y que afianzaría las expectativas de una política monetaria expansiva en los próximos meses, mientras la economía busca acelerar su ritmo de expansión.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) del tercer mes, difundido por el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE), se compara con una nula variación en febrero y un alza del 0,4% estimado en un sondeo de Reuters.

El IPC de marzo, que históricamente es uno de los más altos del año- fue el menor desde el 2012, cuando anotó igual variación.

En la cifra del tercer mes, que alcanzó los 117,29 puntos, incidió el alza en los rubros educación, alimentos y bebidas. No obstante, también destacó la baja del sector transporte, en medio de los efectos de la fortaleza del peso frente al dólar.

El INE informó además que el indicador subyacente registró un alza del 0,3%.

Con el registro de marzo, la inflación en los últimos 12 meses acumuló una variación del 1,8%, por debajo del rango que maneja el Banco Central de entre 2,0 y 4,0% en su horizonte de proyección.

Sin embargo, esta cifra se ubicaría dentro de lo previsto por el Banco Central. La entidad estimó recientemente una inflación anualizada que transitaría en una zona baja en el corto plazo, acompañada de una política monetaria expansiva estable.

El organismo ha argumentado que la apreciación del peso “hará que en los próximos meses la inflación (anualizada) sea menor” para ubicarse en 1,5% a mediados de año.

Para el 2018, el instituto emisor recortó su proyección de inflación a un 2,3%, desde un cálculo previo del 2,9%.