La inflación en Chile fue de un 0,4% en julio, una variación en línea con lo esperado, empujada por alzas en alimentos y combustibles pese a una débil demanda interna, según datos difundidos el viernes por una agencia gubernamental.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del séptimo mes, que llegó a 109,14 puntos, fue inferior al 0,5% de junio, pero mayor que el 0,2% de igual mes del año pasado, dijo el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

"En julio, ocho de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC consignaron incidencias positivas y cuatro de ellas presentaron incidencias negativas", dijo el INE en un informe.

El mercado también esperaba un alza del 0,4% para el indicador en julio, en medio de los efectos de la depreciación del peso en la importación de materias primas lideradas por los combustibles.

En julio, el peso chileno cayó un 4,84% ante el dólar, su mayor depreciación mensual del año.

Entre enero y julio, la inflación llegó al 2,7%, mientras que en los últimos 12 meses alcanzó un nivel interanual del 4,6% arriba del techo del rango de tolerancia que maneja el Banco Central del 2% al 4%.

El INE informó además que el indicador subyacente anotó un alza del 0,3% en el séptimo mes.

Para todo el 2015, el Banco Central ha proyectado una inflación del 3,4%, mientras que el Gobierno ha estimado un nivel del 3,5%.