La inflación en Chile alcanzó un 2,6% en 2018, en la parte baja del rango del Banco Central, debido a menores precios de los combustibles y un repunte de la moneda local en la última parte del año, según datos difundidos el martes por una agencia gubernamental.

La cifra anualizada se registró luego de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) sufrió una inesperada caída de 0,1% en diciembre, que se compara con una nula inflación en noviembre, dijo el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

En sus últimos pronósticos, el Banco Central había estimado una inflación del 2,7% para el 2018 y del 2,9% para este año.

La negativa variación del último mes del 2018, que llegó a un nivel de 119,45 puntos, estuvo incidida por descensos en alimentos, bebidas no alcohólicas, vestuario y calzado.

La institución informó además que el indicador subyacente subió un 0,2% en diciembre y acumuló una expansión del 2,1% en el 2018.

"En el último mes del año, seis de las 12 divisiones que conforman la canasta del IPC presentaron incidencias negativas en la variación mensual del índice", dijo un informe del INE.

La institución informó además que el indicador subyacente subió un 0,2% en diciembre y acumuló una expansión del 2,1% en el 2018.