Bogotá. Colombia registró una inflación de 0,46% en abril impulsada por el alza de los precios de la vivienda y los alimentos, informó este sábado el Gobierno, un dato superior al esperado por el mercado que sin embargo mantuvo el indicador de los últimos 12 meses dentro del rango meta del Banco Central.

Los precios al consumidor en abril se desaceleraron levemente comparados con el alza de un 0,47% en el mismo mes del año pasado, precisó el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE). En un reciente sondeo de Reuters, los analistas habían proyectado una inflación de un 0,28%.

Entre enero y abril los precios al consumidor subieron un 2,05%, en comparación con un 3% en el mismo lapso del 2017.

Entre enero y abril los precios al consumidor subieron un 2,05%, en comparación con un 3% en el mismo lapso del 2017.

En el acumulado de los últimos 12 meses hasta abril, el indicador alcanzó un 3,13%, frente al 4,66% en igual lapso del año previo, ubicándose en el rango meta del Banco Central para el 2018 de entre un 2% y un 4%.

La variación de la inflación en abril fue explicada por un alza de los precios de la vivienda con un 0,79%; de los alimentos -los que más pesan en el cálculo del indicador-, con un 0,66%; los de la salud con un 0,43% y los del grupo de otros gastos con un 0,21%.

Los costos del transporte subieron un 0,09%, mientras que los de la diversión bajaron un 0,32%. En tanto, los precios de la educación, el vestuario y las comunicaciones no reportaron variaciones en abril.

Colombia acumuló una inflación de un 4,09% en el 2017, apenas por encima de la meta establecida por el Banco Central.

El buen comportamiento de la inflación ha sido una de las principales razones por las que el Banco Central ha reducido su principal tasa de interés de referencia hasta el actual nivel de 4,25%.