La tasa de inflación en los 17 socios de la eurozona cayó el mes pasado por primera vez en tres meses hasta 2,8% anual, según datos preliminares difundidos este miércoles por la agencia estadística de la Unión Europea (UE), Eurostat.

La caída del índice de precios, ya prevista por los analistas, se produce tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de reducir, por segundo mes consecutivo, las tasas de interés hasta un histórico 1%, detalló la agencia DPA.

El presidente del BCE, Mario Draghi, comentó que la entidad de Fráncfort preveía un retroceso de la presión inflacionaria, debido a la ralentización de la economía de la zona euro.

A pesar de la caída, el nivel de precios en la eurozona sigue claramente por encima del 2%, el límite considerado por el BCE como "zona de riesgo".