La subida de los precios al consumo en la zona euro se desaceleró en mayo, situándose en un 1,4% interanual, cinco décimas menos que en el mes anterior, según datos publicados el viernes por Eurostat, la agencia de estadísticas del bloque.

El dato confirmó la estimación inicial y coincidió con las previsiones de los analistas, según un sondeo elaborado por Reuters.

Eurostat mantuvo también sin cambios el indicador preliminar para la variación intermensual, en el -0,1%.

La estimación de la inflación subyacente, un indicador en el que el Banco Central Europeo se fija para elaborar su política monetaria y que elimina la volatilidad de los precios de la energía y los alimentos sin procesar, se mantuvo en el 1%, frente al 1,2% del mes previo.