La inflación interanual de México anotó en diciembre un mínimo histórico pese a presiones en precios de algunos productos y mercancías por la temporada de Navidad y una persistente debilidad de la moneda local, mostraron este jueves cifras del instituto nacional de estadísticas, Inegi.

La inflación interanual hasta el último mes del año pasado se ubicó en un 2,13%, ligeramente por encima del 2,08% esperado en un sondeo previo de Reuters entre analistas y menor al 2,21% de noviembre.

México, la segunda mayor economía de América Latina, ha reportado mínimos históricos de inflación desde mayo, que se ubican dentro de la meta del banco central del 3% más o menos un punto porcentual.

El índice general de inflación en México subió un 0,41% en diciembre, por arriba del 0,35% esperado por analistas y del 0,55% del mes previo, dijo Inegi.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, fue del 0,31% en diciembre, por debajo del 0,34% estimado y del 0,04% de noviembre.

A tasa anual, el indicador subyacente creció un 2,41%, dijo el INEGI.

Los precios de las mercancías avanzaron en diciembre un 0,21% y los de servicios crecieron un 0,39%, en tanto que los productos agropecuarios aumentaron un 2,33%. En contraste, los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno disminuyeron un 0,26%.

El banco central mexicano subió en diciembre su tasa de interés de referencia al 3,25% principalmente para evitar una depreciación desordenada de la moneda luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos elevó el costo del dinero tras años de estabilidad.

El peso mexicano registró en 2015 un declive anual del 16,8%, sacudido por la volatilidad en torno al proceso de normalización de la política monetaria de Estados Unidos y la debacle de los precios internacionales del petróleo.