México DF. La inflación anualizada de México tocó su mayor nivel en un año en la primera quincena de enero por alzas de algunos productos agropecuarios, lo que confirmaría un escenario de estabilidad para la tasa de interés clave.

El índice de precios al consumidor se ubicó en un 3,94% hasta la primera quincena de enero, su mayor nivel desde el 3,96% registrado en el mismo período del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicados este martes.

La cifra superó las expectativas de los analistas, que esperaban una inflación anualizada del 3,88%, según un sondeo.

"Esta dinámica reduce la posibilidad de un recorte en la tasa de interés pero tampoco es suficiente del todo para comenzar a hablar de un aumento", dijo Benito Berber, de Nomura Securities, en un reporte.

Sólo en la primera quincena de enero, el índice de precios al consumidor subió un 0,32%, mayor al 0,26% previsto por los especialistas consultados.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0,20% en la primera quincena de enero.

El Banco de México (central) tiene una meta permanente de una inflación del 3% +/- un punto porcentual y ha mantenido desde julio de 2009 en el 4,50% la tasa de interés interbancaria a un día.

El viernes pasado, el banco central emitió su primer comunicado de política monetaria del año y aseguró que estaría dispuesto a recortar la tasa referencial, pero que todo dependería del curso de la economía mundial y local.

"Dado que el ciclo de negocios ha mostrado cierta resistencia a los hechos mundiales (...), que el peso mexicano sigue barato en contraste con los fundamentos y que el panorama en Estados Unidos ha mejorado en el margen, esperamos que el banco central permanezca neutral en el corto plazo", dijo Alberto Ramos de Goldman Sachs.

El banco central espera que la economía crezca este año un 3,5%, y que la inflación oscile entre un 3% y un 4%.

Un sondeo entre analistas elaborado hace unos días arrojó que cinco especialistas esperan una rebaja en la tasa de interés en la primera mitad del año.

Pero otros 10 creen que el próximo movimiento sería un aumento, a partir del cuarto trimestre de este año.