Lima. Perú registraría una inflación de 0,18% en enero por un alza de los precios de los alimentos y de las tarifas de energía, que sería compensado por los menores costos del transporte y la apreciación de la moneda local, mostró un sondeo de Reuters.

Las proyecciones sobre la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 10 analistas consultados por Reuters fluctuaron entre un 0,10% y un 0,30%. El promedio de los pronósticos fue de un 0,19% para enero en la comparación mes a mes.

La estimación de enero se compara con el alza de un 0,16% de diciembre y del 0,24% del mismo mes del año pasado.

"Estamos viendo incrementos en los precios de algunos alimentos (pescados, tubérculos, y frutas), combustibles, y electricidad", dijo el economista principal del BBVA Research Perú, Francisco Grippa.

En enero los precios de los alimentos se habrían recuperado —tras registrar bajar en los meses previos— por factores estacionales en el caso de las frutas y por una huelga de productores de papa que afectó la oferta.

"Sin estos efectos, la inflación de enero habría sido similar a la de diciembre", precisó por su parte el subgerente de estudios económicos de Scotiabank, Mario Guerrero.

Este avance fue compensado "por el descenso de los (precios de los) pasajes interprovinciales luego del alza por las fiestas de fines del año pasado, la apreciación de la moneda local y las holguras que tienen algunos sectores económicos", agregó Grippa.

La moneda peruana, el sol, se ha apreciado un 0,65% en enero, tras haber tocado su mejor nivel desde septiembre del 2015, ante la debilidad global del dólar y la fortaleza de los precios de los metales que Perú exporta.

La débil demanda interna en Perú, que provocó que el Banco Central de la Reserva (BCR) recorte su tasa de referencia en enero, seguiría impactando en la inflación, según analistas.

Perú cerró en el 2017 con una inflación de 1,36%, la menor en ocho años.