Montevideo. La inflación en Uruguay se moderó por segundo mes consecutivo, pero las presiones provenientes del mercado interno siguen impulsando los precios por encima del rango objetivo trazado por las autoridades. Según los expertos, la baja en el precio de las materias primas no energéticas y en la cotización del dólar se ve compensada en buena medida por el aumento de los salarios pautados para este año por la negociación colectiva.

Según los datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios al consumo subieron 0,83% durante el segundo mes del año, acumulando un incremento de 7,94% durante los últimos 12 meses.

De esa manera, el dato interanual se desaceleró respecto a enero (8,05%) y a diciembre (8,6%). La meta de las autoridades es reencauzar el alza de precios a un rango meta de entre 4% y 6%, que no se alcanza desde diciembre de 2009.

“Las presiones están presentes y uno espera que vayan disminuyendo pero en ningún caso, que la inflación termine el año dentro de las metas del gobierno”, dijo a El Observador el economista Pablo Moya, de la consultora Oikos, que prevé un alza de precios de 7,2% para todo 2012.

Según el análisis realizado por el Centro de Investigación Económica (Cinve), “los bienes no transables –aquellos que no se comercializan en el mercado internacional– continúan liderando los aumentos de precios”.

Para los expertos del think tank privado, eso “enciende una señal de alerta y permite identificar la evolución de los salarios y su correlato en la demanda interna como uno de los principales factores de presión sobre los precios domésticos”.

Según el analista Ramón Pampín, de la consultora PwC, “al analizar el crecimiento de febrero, tres rubros o artículos explican la mitad del crecimiento de los precios: servicio doméstico, restaurantes y hoteles y educación”, lo cual “confirma” que el aumento de los precios está “motivado en parte por el traslado del incremento de salarios”.

La alerta sería mayor si el contexto internacional no operara de forma favorable para la economía uruguaya en materia de precios. El tipo de cambio mantiene una marcada tendencia a la baja, lo que abarata los bienes transables, y las materias primas alimenticias bajan de precio en el mercado internacional.

Alimentos, bebidas, vestimenta y otros rubros que se comercializan en el mercado internacional –o tienen insumos transables– aumentan de precio por debajo de la media de la canasta de consumo.

Los expertos entienden que la suba de 0,75 puntos porcentuales, a 8,75%, de la tasa de interés de referencia en diciembre, es uno de los principales factores detrás de la baja en el precio del dólar de 3,07% durante los primeros dos meses del año.

A fines de este mes el Comité de Política Monetaria (Copom) volverá a reunirse y, con el dato de crecimiento económico durante 2011 a la vista, volverá a considerar los instrumentos de política a utilizar para reencauzar los precios.

Según Cinve, “se necesitarán mayores esfuerzos en pos de lograr la estabilidad de precios”.