El Observador de Uruguay. La inflación se aceleró en julio y se mantiene por fuera del rango meta definido por las autoridades de entre 3% y 7%.

Los precios al consumo subieron 0,6% en el séptimo mes del año, según los datos divulgados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este incremento llevó a la inflación interanual a 8,41%, el nivel más alto desde octubre de 2016 cuando el registro era de 8,45%.

Los rubros que más incidencia tuvieron en la suba de precios del último mes fueron alimentos y bebidas, y transporte.

Los alimentos subieron en su conjunto 0,76% en el último mes. Dentro del rubro, las legumbres y hortalizas subieron 2,69%, por el encarecimiento de acelgas, zapallitos, tomates, morrones, choclo y boniato. Por su parte, pan y cereales se incrementaron 1,48% en su conjunto. Se encarecieron el pan flauta, los bizcochos y la harina de trigo.

En el caso del transporte la suba fue de 1,41% y se explicó principalmente por aumentos en el precio de las naftas (8,12%) debido al aumento de tarifas de ANCAP dispuesto por el Poder Ejecutivo el 4 de julio pasado.

Esta semana el director de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) , Christian Daude subrayó que el alza transitoria en frutas y verduras, junto con el precio de la carne y el aumento del dólar han contribuido a empujar la inflación por fuera del rango meta en los últimos meses.

"No creemos que esto sea un problema que no sea manejable y que no nos permita rápidamente volver al rango meta", afirmó durante las Jornadas Anuales de Economía del Banco Central (BCU).