Bruselas. La inflación en la zona euro se mantuvo en un 2,7% anual por segundo mes consecutivo en enero, según datos divulgados el miércoles, lejos de su máximo del año pasado y una señal de apoyo a las apuestas a que el Banco Central Europeo rebajará las tasas para reactivar a la economía.

La inflación en los 17 países que comparten el euro se situó en línea con las expectativas de los economistas consultados en un sondeo de Reuters y sin cambios respecto a diciembre, ya que el creciente desempleo redujo el gasto de las familias y llevó a las empresas a congelar o reducir sus precios.

Tras dos años de crisis de deuda, las señales tentativas de estabilización en la economía de la zona euro han sido restringidas por el limitado crédito bancario, pese a la histórica inyección de liquidez a tres años del BCE, lo que ha alejado las preocupaciones por presiones inflacionarias.

Aunque la lectura de enero fue solo una primera estimación de la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, los

economistas estiman que la inflación se desacelerará en los próximos meses en la medida que las naciones de la zona euro caigan en una breve recesión en el 2012.

"La tendencia es claramente descendente, esperaríamos que la inflación caiga a cerca del 2% a mediados de año", comentó Clemente De Lucia, economista de BNP Paribas.

Con un panorama benigno, los economistas también esperan que el BCE reduzca las tasas a menos del 1 por ciento por primera vez en la historia en los próximos meses, incluso sin descartar que lo haga en su siguiente reunión del 9 de febrero.

"Vemos una rebaja de 25 puntos base en el primer trimestre", agregó De Lucia.

Un sondeo de Reuters a 66 economistas a principios de enero sugirió que el banco recortaría las tasas hasta un nuevo piso histórico del 0,75% en febrero o marzo.

La inflación aún está por sobre la meta del BCE de poco menos del 2%.

Pero la cifra de inflación de diciembre mostró que tras excluir los volátiles precios de la energía -impulsados por el petróleo ante temores a un recorte de suministro de Irán-, la inflación subyacente fue del 1,9% en el último mes del 2011.

La inflación española se aceleró menos de lo esperado a un 2%, según datos separados conocidos el martes. Alemania, la mayor economía del bloque, reportó una desaceleración en las alzas de precios el lunes.