La inflación interanual de México se aceleró en abril a un 5,82%, su mayor nivel desde mayo de 2009, debido principalmente a alzas en los precios de productos agrícolas como jitomate y aguacate, dijo este martes el instituto nacional de estadísticas, INEGI.

El dato superó el 5,74% esperado por el mercado, según un sondeo previo de Reuters, y al 5,35% que se registró hasta marzo.

Sólo en el mes, el índice general de precios al consumidor creció un 0,12%, mientras que el indicador subyacente aumentó un 0,45%.

Desde enero, la inflación rebasado la cota alta del objetivo del banco central, que en lo que va de 2017 ha elevado en 75 puntos base la tasa de interés interbancaria, actualmente en 6,50%.

Este nuevo incremento fortalece las apuestas de que el banco central podría elevar nuevamente los tipos de interés.

El 12 de abril, el banco central mexicano señaló que era conveniente seguir reforzando la postura en política monetaria y que existía "cierto margen para que el ajuste sea de menor magnitud que en otras ocasiones".

La próxima decisión de política monetaria del central se dará a conocer el 18 de mayo.

Analistas privados aumentaron a un 5,70% el pronóstico de inflación para el cierre de este año, y subieron a 1,70% el del crecimiento económico, según una encuesta del banco central difundida la semana pasada.