Ciudad de México. La inflación interanual de México se aceleró en la primera quincena de julio, empujada por el alza de los precios de la gasolina y de algunas frutas y verduras, dijo este martes el Instituto de Estadística y Geografía del país (INEGI).

El índice nacional de precios al consumidor marcó un alza interanual de 4,85% en los primeros quince días del mes, por encima del 4,76% de la segunda mitad de junio y superior al 4,75% pronosticado por 13 especialistas en un sondeo previo de Reuters.

La tendencia descendente de la inflación pareciera haber llegado a su fin, dijeron analistas, tras haberse revertido en la primera quincena de mayo para pisar el acelerador desde la segunda mitad de junio.

"El banco central necesita mantenerse vigilante con respecto a las perspectivas de inflación", dijo Alberto Ramos de Goldman Sachs.

La gasolina y el tomate verde tuvieron las mayores alzas en la primera mitad del mes, en tanto que el pollo y el huevo presentaron los mayores descensos en sus precios.

La inflación subyacente interanual, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, avanzó un 3,64% en la primera mitad de julio, también más de lo esperado en el sondeo.

Sólo en la quincena, los precios avanzaron un 0,32%, mientras que el índice subyacente tuvo un alza del 0,19%, por encima de lo pronosticado por el mercado.

La gasolina y el tomate verde tuvieron las mayores alzas en la primera mitad del mes, en tanto que el pollo y el huevo presentaron los mayores descensos en sus precios.

Para frenar el avance sostenido de los precios, Banco de México elevó a finales de junio la tasa de referencia interbancaria a un 7,75 %, a niveles de enero de 2009, y dijo que aumentó el riesgo de que la inflación presente un ritmo más lento de convergencia a su objetivo de 3,0%.