Ciudad de México. La inflación interanual en México se desaceleró más de lo esperado hasta la primera quincena de febrero por una baja en los precios de algunos productos agropecuarios, lo que reduce presión al banco central para seguir elevando la tasa clave, dijo este jueves el instituto nacional de estadísticas, INEGI.

El índice nacional de precios al consumidor se ubicó en 5,45% en los últimos 12 meses hasta la primera mitad de febrero, por debajo del 5,58% interanual hasta la segunda quincena de enero y también menor al estimado de 5,50% según la mediana de los pronósticos de 17 especialistas en un sondeo de Reuters.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, registró una variación interanual del 4,32% en la primera quincena de febrero, en línea con la esperada.

En la primera quincena de febrero, la inflación general fue de un 0,20% intermensual, mientras que la subyacente se ubicó en un 0,30% intermensual, según el INEGI.

El avance en los precios en la primera mitad del mes estuvo impulsado principalmente por alzas de la gasolina de bajo octanaje.

El avance en los precios en la primera mitad del mes estuvo impulsado principalmente por alzas de la gasolina de bajo octanaje, del huevo y del transporte aéreo, que fueron compensados por bajas de dos dígitos en el jitomate, la cebolla y la calabacita.

Desde que Alejandro Díaz de León asumió como gobernador de Banco de México (Banxico) a fines de 2017, la entidad ha incrementado la tasa de referencia en 50 puntos base para contener las presiones sobre la inflación, que en diciembre alcanzó su mayor nivel en casi 17 años a tasa interanual.

La desaceleración de la inflación a tasa interanual en la quincena podría ayudar a reforzar las expectativas del banco central de que la inflación general continuará disminuyendo, para aproximarse en el año hacia la meta de 3,0% hasta alcanzarla en el primer trimestre de 2019.

Sin embargo, la desaceleración esperada por Banxico es más lenta de lo que había anticipado originalmente y no todos en la entidad monetaria permanecen optimistas.

Uno de los subgobernadores del banco central sugirió el viernes la posibilidad de alzas adicionales en la tasa referencial en los meses siguientes debido a los grandes riesgos que persisten sobre la inflación, y no descartó que la convergencia al objetivo ocurra incluso después de marzo de 2019.