La Paz. Bolivia registró en septiembre una inflación minorista de 0,37%, con lo que mantiene su índice anualizado de alza de precios por debajo de la meta de 5% fijada para el 2012, informó este jueves el estatal Instituto Nacional de Estadística.

El control de la inflación, a la par de un ritmo de crecimiento económico superior al promedio latinoamericano y un aumento sostenido de las reservas internacionales, son factores que han permitido al país sudamericano mejorar sus calificaciones internacionales de riesgo.

En un reporte divulgado dos días después de que Fitch Ratings subiera la calificación de Bolivia de B+ a BB- con perspectiva estable, el INE dijo que la inflación acumulada en los nueve primeros meses del 2012 fue de 3,1% y que el índice en los últimos 12 meses se situó en 4,43%.

Un año antes, Bolivia había registrado un índice inflacionario mensual de 0,3%, para acumular entonces 5,54% en nueve meses y 9,93% en 12 meses.

Bolivia cerró el 2011 con una inflación de 6,9% y un crecimiento económico de 5,17%.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) previsto para este año es de 5,5%, frente al 3% pronosticado por el Banco Mundial para toda Latinoamérica.

A fines del 2011, el PIB boliviano llegaba a US$23.860 millones, según el INE.