Buenos Aires. La inflación en Argentina alcanzó el 10,8% en 2012, según cifras oficiales difundidas hoy, y que contrastan con el 25,6% en promedio calculado por consultoras privadas e informado por la oposición.

El estatal Instituto Nacional de Estadísticas y Censos señaló en un comunicado que los precios al consumidor registraron en diciembre pasado un alza del 1% respecto del mes anterior.

Las estadísticas oficiales de inflación están en tela de juicio desde comienzos de 2007, cuando se hicieron cambios metodológicos en la medición, que la oposición atribuyó a un intento de manipular las cifras hacia la baja.

Las consultoras privadas calculan que la inflación el año pasado fue del 25,6%, según el dato difundido este lunes por un grupo de diputados opositores.

Argentina registró en 2011 una inflación oficial del 9,5 %, aunque los estudios privados duplicaron esa cifra.

Para 2013, el Presupuesto prevé una inflación oficial del 10,8%, pero las consultoras privadas vaticinan que el alza de los precios al consumidor será considerablemente mayor.

Técnicos del Gobierno argentino y del Fondo Monetario Internacional (FMI) trabajan desde 2011 en el diseño de un nuevo índice de inflación, pero el organismo internacional criticó el pasado septiembre "la falta de suficientes progresos" y amenazó con emitir una "declaración de censura" si no hay cambios en breve.