Caracas. La inflación en Venezuela se disparó al 16,3% en el primer semestre del 2010, muy por encima de 10,8% en el mismo lapso del año previo, atizada por constantes alzas de precios y en el marco de la contracción económica que golpea al país sudamericano.

El Banco Central de Venezuela (BCV) informó el jueves que el Indice Nacional de Precios al Consumidor del sexto mes del año fue del 1,8%, inferior al 2,6% de mayo.

No obstante, la inflación anualizada a junio 2010 fue del 31,3%, superior al 26% del año previo.

El BCV dijo en un comunicado que tanto los bienes como los servicios mostraron en junio tasas inferiores a las de mayo, de 2,8% a 2,0% y de 2,4%  a 1,5%, respectivamente.

"No obstante, los bienes han acumulado una variación de 18,6% en lo que va de 2010, mientras que para los servicios el registro es de 12,9%", dijo el emisor.

Las cifras reportadas ponen en franco riesgo la meta inflacionaria oficial de 20-22%, pese a que el gobierno afirma luchar por conseguirla.

No obstante, gremios de empresas y comercios estiman que la inflación despedirá el año en alrededor de 30%, por encima de 25% del 2009, cifra con el que el país petrolero se coronó como el de mayor inflación en el continente.